Análisis de los préstamos rápidos ¿Timo o realidad?

verdades y mentiras de los prestamos rapidos

Me he encontrado con un amigo que me estaba muy contento porque la empresa financiera Vivus le había prestado 300 euros de forma gratuita, solo por cumplir el requisito de que era nuevo cliente.

Pero antes de pensar y confiarte en este tipos de creditos rapidos hay que analizar cada uno de ellos y entrar hasta el fondo para darnos cuenta que “no es oro todo lo que reluce” y lo que a priori puede ser una solución genial cuando necesitas dinero rapido ante un urgencia puede ser la peor decisión de tu vida.

Con la crisis economica muchos bancos tradicionales cerraron el grifo a la financiación y al crédito bancario y ante lademanda por parte de los usuarios surgieron los prestamistas de creditos rapidos que con unos pocos requisitos aprobaban prestamos de pequeña cuantía pero con unos intereses mucho mas altos de los que hasta ese momento se estaba trabajando en la banca ordinaria.

La mayor crítica que recibe es por los altos intereses que se aplican en concepto de honorarios ante lo cual mi consejo es comparar los diferentes créditos rápidos que existen en webs como Prestamos Rapidosweb.com que así sabrás que crédito te sale mas barato porque la los requisitos y los importes de dinero que entregan son similares en todos los prestamistas.

Consecuencias de imcumplimiento

Algo que debes leer en la letra pequeña de estos minicreditos que muchos de ellos en caso de no devolver el dinero pactado en la fecha fijada no te concederán prorrogas e inmediatamente te impondrán recargos e incluso propondrar tu nombre como mal pagador para que sea incluido en listados de morosos como RAI o ASNEF.

Aquellos prestamistas que si conceden prorrogas también te aplican recargos y por eso es tan importante el termino responsabilidad cuando te plantees pedir dinero prestado a esta gente: Si no vas a poder devolverles lo prestado en el tiempo pactado, entonces no se lo pidas porque lo único que harás es empeorar tu situación financiera.

Y por supuesto, jamás pidas un crédito rápido para pagar la deuda contraída con otro prestamista.

Estos minicreditos están aconsejados para aquellas personas que tienen problemas puntuales de liquidez monetaria, y que en cuanto llegue fin de mes y de nuevo entren en su economía los ingresos regulares, tipo nómina, pensión o similar podran regularizar su situación bancaria.

Creditos rapidos gratuitos: ¿Son reales?

Aunque pueda parecer mentira, es cierto que hay prestamistas que sí que entregan dinero sin cobrar comisiones y lo hacen con el fin de darse a conocer entre los consumidores y hacerles ver lo rápido y fácil que es pedir un minicredito.

Las cantidades que te prestan tampoco es para tirar cohetes, como máximo hasta 300 euros, pero para salir del paso te será suficiente, aunque tienes la opción de recurrir cada vez a uno de ellos (porque el único requisito es que para ellos seas un nuevo cliente) no te aficiones porque tienes que ser consciente que, al menos el capital principal, tienes que devolverlo en la fecha prevista y sin excusas.

Te dejo una web que ha elaborado un ranking o selección de créditos gratuitos: Prestamosrapidosweb.com/creditos-gratis